Motivar…motiva cualquiera.

 

ser-asistencia-motivacional-oferta-febrero-2017

Les faltó motivación, no estaban lo suficientemente motivados… dijo alguien cerca de la gradería.

ENTONCES… Apareció el amigo, el entrenador, los padres, la pareja, un coach, el chamán, el sacerdote, el pastor, el vecino, un hermano, el tío, la afición… en fin…

 

Este típico discurso me lleva a 2 interrogante ¿DÓNDE QUEDA ENTONCES LA FUNDAMENTACIÓN CIENTÍFICA, LOS MÉTODOS, LAS FORMAS Y LAS TÉCNICAS QUE MUCHOS PSICÓLOGOS DEPORTIVOS E INVESTIGADORES HAN VENIDO REALIZANDO POR AÑOS? UN PSICÓLOGO DEPORTIVO ¿PARA QUÉ?

Durante mis estudios, junto a mentores, viajes y experiencia profesional, he observado lo MUCHO que se habla de “MOTIVAR” y  resulta increíble como este concepto llega a ser el baúl de “TODOS LOS MALES” de un “INADECUADO COMPORTAMIENTO” de un atleta ante el entrenamiento y la competición.

Ayer mientras asistía a mis atletas con quienes llevamos un PROCESO DE PREPARACIÓN PSICOLÓGICA; meditaba en lo siguiente:

MOTIVAR TE MOTIVA CUALQUIERA…De cualquier forma el atleta tendrá posibilidades de recibir una dosis de motivación.Un discurso, una palabra o un gesto puede llegar a tener un efecto positivo. De hecho lo consiguen…¡EN ESE MOMENTO!

Quizá de ahí la proliferación de “motivadores”; el entrenador que “no necesita al psicólogo”… y por supuesto el desplazamiento del psicólogo deportivo.

Pero trabajar la motivación deportiva es un proceso orientado, sistematizado, con técnicas que contribuyen a evaluar y modificar el tipo de motivación adecuada, controlar la respuesta psicológica del atleta hacia las cargas físicas y de entrenamiento, valorar los ambientes motivacionales del entrenador,  establecer metas, gestionar emociones, y entre tantas otras que conforman un PROCESO DE PREPARACIÓN PSICOLÓGICA DEPORTIVA”.

Incluso, la mayoría de las veces los deportistas carecen de información suficiente de la competencia, desconoce los objetivos técnicos, físicos y mentales a lograr, desconocen el alcance de sus posibilidades y no se sienten preparados para competir, su respuesta emotiva sobrepasa su habilidad para regularla.

Sin embargo, el alcance de las motivaciones deportivas va a depender del entorno, la familia, del pensamiento individual y el pensamiento cultural al que pertenece, la experiencia y vivencia directa que va alcanzando y la preparación.

img-20160427-wa0000

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s